Síguenos en TwitterSíguenos en Facebook

ADAI CELEBRA MAÑANA SU TRADICIONAL PUJA DE OTOÑO, CON LA SUBASTA DE 14 NOVILLAS PREÑADAS Y DE CUATRO NOVILLOS



Los animales proceden de cuatro explotaciones de ganaderos de Acruga, y de los centros de recría de la Granja Gayoso Castro y de Valderde, en Allariz

El recinto ferial de Adai, en O Corgo, acoge mañana sábado, a partir de las 12.00 horas, la subasta de 14 novillas preñadas, con edades comprendidas entre los 18 y los 23 meses y de cuatro novillos de 15 a 17 meses de edad. Los animales que se presentan a esta puja, una de las más importantes del año para los criadores y ganaderos de rubia gallega, proceden del centro de recría de la Granja Gayoso Castro, dependiente de la Deputación de Lugo, y también del centro de recría de Valderde, en Allariz, donde Acruga también mantiene un convenio de colaboración, en este caso con la Deputación de Ourense, para recriar ejemplares de alta calidad, tanto genética como productora. Los dos machos que presenta Acruga proceden de la nave de testaje de Adai, mientras que el resto de animales, entre ellos dos machos, pertenecen a ganaderos particulares, con explotaciones en Lugo, Castroverde, Sarria y Antas de Ulla.

Así, esta asociación llevará a la subasta un total de nueve novillas, tres de Castro de Rei y seis de Allariz. Estos criadores serán también los que determinen el precio de salida de sus ejemplares, mientras que Acruga fija para las novillas preñadas los 1.800 euros, y para los dos machos, un precio que oscilará entre los 1.600 y los 1.800 euros. Como ya es habitual, los compradores tendrán una ayuda de Caixa Rural de 200 euros para las hembras y de 300 para la compra de machos. Los interesados en participar en la puja podrán recoger su tarjeta una hora antes de la subasta en el mismo recinto ferial.

Todas las reses cuentan con absolutas garantías sanitarias. Así, Acruga, como asociación organizadora, es la encargada de coordinar y solicitar la realización de los controles para comprobar que todos los animales están libres de IBR, BVD, paratuberculosis y neospora, además de contrastar que proceden de explotaciones oficialmente saneadas.

En cuanto a las previsiones para esta subasta, el presidente de la Asociación de Criadores de Raza Rubia Gallega, César Dorado, explica que "son boas, porque tradicionalmente as poxas celebradas en Adai sempre son multitudinarias, moi animadas e con boas vendas". En ello influye que O Corgo es uno de los municipios más importantes en lo que a presencia de rubia gallega se refiere, junto al concello de Láncara. De hecho, actualmente cuenta con 4.426 animales de esta raza inscritos en el libro genealógico y con 131 explotaciones, unos datos que hacen de este concello uno de los más importantes en raza rubia.

Aunque generalmente esta subasta viene a cerrar la temporada de pujas para Acruga en lo que resta de año, desde la asociación, su presidente, ha hablado de la intención de llevar a cabo una última subasta en las instalaciones de la granja Ganoso Castro, antes de que finalice el año. Allí, en colaboración con la Deputación de Lugo, Acruga trabaja a favor de la mejora de la raza con la creación de un rebaño de elite, con el que surtir a los nuevos ganaderos de rubia y también a los criadores de la provincia de Lugo.