Síguenos en TwitterSíguenos en Facebook

LA SUBASTA DE ADAI SE CERRÓ CON ÉXITO Y CON LA VENTA DE LOS 14 EJEMPLARES A UN PRECIO MEDIO DE MÁS DE 2.000 EUROS



Las diez novillas preñadas alcanzaron un precio medio de 1.900, mientras que los toros llegaron a los 2.215.

Un ganadero de Almería protagonizó las pujas de mayor cotización y se llevó cuatro de los mejores ejemplares de rubia gallega

Un año más el éxito, las buenas cotizaciones y la alta participación se concentraron en el recinto ganadero de Adai, un ferial que como todos los meses de junio y otoño, reunió de nuevo a los mejores ejemplares de raza rubia gallega para celebrar una multitudinaria subasta. Se vendieron todos los animales presentados, las diez novillas que alcanzaron un precio medio de 1.900 euros, y los cuatro machos, que lograron incrementar la cotización media hasta los 2.215 euros.
Hubo pujas en las que se llegó a ofrecer hasta 2.800 y 2.600 euros por las novillas, ambas procedentes de una ganadería de Antas de Ulla, con numerosos premios en su haber por la calidad de sus reses. El ganadero que se hizo con ambas novillas procede de Almería, lo que demuestra la importante expansión que está teniendo esta raza fuera de la comunidad gallega. Este mismo ganadero se llevó otros dos ejemplares de los subastados esta mañana en Adai.
El éxito no se traduce únicamente en los precios. Precisamente la alta participación, con 36 tarjetas, y la procedencia de ganaderos de toda Galicia, a mayores del mencionado de Almeria, da una idea de la importancia y el renombre de la rubia gallega, de la subasta de Adai y de la calidad de las reses presentadas por Acruga. El resto de compradores procedían de Navia de Suarna, Ourense, Castroverde, Viana do Bolo, Triacastela y A Golada.