S�guenos en TwitterS�guenos en Facebook

LAS NOVILLAS DE RUBIA DE LA SUBASTA DE HOY EN ADAI ALCANZAN UN PRECIO MEDIO DE 2.650 EUROS





Se lleg a pagar 3.500 euros por un ejemplar de la ganadera Castroncn, de Samos, una de las explotaciones ms distinguidas por la calidad de sus animales


Lugo. 26-10-19

El recinto ganadero de Adai, en el municipio de O Corgo, acogi hoy la edicin nmero 90 de la subasta nacional de ejemplares de raza rubia gallega, organizada por Acruga. En esta ocasin, los animales presentados a concurso procedan de explotaciones ganaderas particulares y de la nave de testaje de la asociacin que preside Csar Dorado. Las pujas corrieron una suerte muy diferente, ya que mientras las novillas preadas fueron adjudicadas en precios muy elevados, de los cuatro novillos subastados, tres quedaron desiertos. El alto precio pagado por las hembras supuso que a la larga, la subasta rematara con un precio medio de 2.650 euros.

El tiempo acompa y como suele pasar, y mas en el recinto ganadero de Adai, favoreci la gran afluencia de pblico a esta nueva subasta organizada por la Asociacin de Criadores de Raza Rubia Gallega. De hecho, un total de 28 personas sacaron la tarjeta que les permite pujar por alguno de los ejemplares. Las primeras en salir a subasta fueron las novillas pertenecientes a distintas explotaciones de ganaderos particulares. La primera de ellas, de la ganadera Castroncn, de Samos, fue la que logr mayor cotizacin al adjudicarse en 3.500 euros a un ganadero de Castroverde. Este animal parta con una altsima calificacin en el libro genealgico, como suele ser habitual en los ejemplares que presenta Manuel Lpez Quiroga, uno de los socios de Acruga con ms distinciones y premios en su haber por las excelentes cualidades de sus reses. La segunda novilla de la maana se adjudic por 2.300 euros a un ganadero de Palas de Rei; la tercera fue vendida en 2.550 euros a un criador de Paradela, mientras que la ltima se adjudic en 2.250 y fue a parar a una exploracin de Pedrafita do Cebreiro.
En definitiva, precios por encima de los de salida y muy buenos resultados para la subasta de estos cuatro ejemplares. No ocurri lo mismo con los novillos, dos de la nave de testaje de Acruga y otros tantos procedentes de ganaderas particulares. Tres de los cuatro presentados a subasta quedaron desiertos y nicamente se vendi el animal perteneciente a la ganadera de Manuel Fernndez Rodrguez, que, con un precio de salida de 2.000 euros, fue vendido en 2.750 a un comprador de Castroverde.